Misión y Visión

Misión

Agrupar a todos los profesionales inmobiliarios, con el objetivo de garantizar que la ética y la capacitación técnica fortalezcan al gremio e incida en beneficio de cada uno de sus miembros nuestros clientes y la sociedad nicaragüense.

Proporcionar a nuestros miembros asesoría inmobiliaria profesional, personalizada e integral, con ética y honestidad.

Ofreciendo a nuestros miembros las herramientas necesarias para una efectiva Correduría e Inversión en Nicaragua. Satisfacer las necesidades de nuestros miembros al mismo tiempo que impulsamos nuestro crecimiento como organización a nivel regional.

Visión

Ser la organización gremial que promueva la profesionalización de sus asociados y la promoción de la inversión en el campo inmobiliario que conlleve a un desarrollo responsable e integral de nuestro país.

Ser un cámara nacional líder y reconocida por lograr los mejores resultados para nuestros miembros, actuando siempre con ética, moral e integridad en cada operación. Trabajando con un alto nivel de respeto hacia nosotros mismos, nuestros miembros y clientes.

El progresivo aumento demográfico y económico que afecta nuestro agro y zonas urbanas; el auge de sitios de interés turístico y otros factores relacionados con el rápido crecimiento, han conllevado a un gran desarrollo en la Correduría de Bienes Raíces. La principal misión de la Correduría de Bienes Raíces es suministrar información veraz sobre las propiedades que están a la venta o en arrendamiento. También guiar y asesorar de una manera profesional, transparente y eficiente, a los clientes Vendedores (propiedades) y clientes Compradores (inversionistas nacionales y extranjeros).

La Correduría de Bienes Raíces ha sido desempeñada, en algunos casos, en forma inescrupulosa, desprestigiando no solo a quienes ejercen esta profesión, sino al país en general. Como el requisito indispensable para lograr la confianza del público es la honradez y transparencia, es necesario que la Correduría de Bienes Raíces se apoye sobre los fundamentos de la responsabilidad, para que pueda desarrollar la actividad privada de beneficio público.

A fin de impulsar y fortalecer el progreso económico del país, por medio de su colaboración en la solución de los problemas sociales que afectan al público, la Cámara Nicaragüense de Corredores de Bienes Raíces ha optado un código de Moral y Etica, que establece las normas mínimas que deben observarse en la Correduría de Bienes Raíces.

La Cámara Nicaragüense de Corredores de Bienes Raíces, por medio de su Junta Directiva, será la responsable de aplicar este Código y las sanciones por su incumplimiento.

Al adoptar y jurar solemnemente la mas rigurosa obediencia del mismo, lo hace con la certeza de que la autorregulación y la auto disciplina constituyen el método mas eficaz para garantizar al publico, en su derecho de negociar en el campo de Bienes Raíces, sobre bases sólidas.

Para efectos de este Código, se designara con las siglas CBR al corredor de bienes Raíces, y con las de CNCBR a la Cámara Nicaragüense de Corredores de Bienes Raíces.

“POR LA PROFESIONALIZACION DE LA CORREDURIA y LA INVERSION EN NICARAGUA”